banner top2

Equipos

En Cuba aprendimos

La experiencia de un periodista deportivo de nuestra provincia en La Habana, Cuba.

 

La vida nos dio la posibilidad de estar aquí, compartiendo conocimientos, experiencias, anécdotas, momentos felices y algunos no tanto; disfrutar mañanas, noches y lugares; desayunos, almuerzos y cenas; boxeo, fútbol y basquetbol; esperanzas, sueños y futuro.

 

Vinimos a Cuba a aprender, con la firme convicción de que nos llevaríamos todo el conocimiento posible a nuestros países y regiones. Sin embargo, nos llevamos más que eso.

 

Aprendimos que a través de la imagen se construyen historias, y construir historias es hacer periodismo.

 

Aprendimos que la falta de calidad en comunicaciones y conectividad nos salva de ser máquinas de nuestras propias máquinas, al menos por unos días.

 

Aprendimos que el deporte llega a todas partes, que no tiene fronteras y que es capaz de transformar la vida de las personas.

 

Aprendimos que nuestra Latinoamérica tiene diferencias, pero que son muchas más las similitudes.

 

Aprendimos que con algo pequeño se pueden lograr grandes cosas.

 

Aprendimos a pensar. Aprendimos que el béisbol es el deporte nacional cubano y constructor de su identidad.

 

Aprendimos a escuchar, leer, hablar y escribir. Aprendimos a comprender.

 

Aprendimos que el éxito se mide en medallas y no en primeros lugares.

 

Aprendimos que detrás cada uno están la familia, los amigos, los amores, los colegas, los conocidos, los por conocer, está una provincia, un país. Por ellos estamos aquí, por ellos tenemos la fuerza para seguir adelante.

 

Aprendimos que la humildad no se debe perder nunca, incluso si ya tocaste el cielo con las manos.

 

Aprendimos que los profesores también aprenden. Todos los días se aprende. Aprendimos a ganar, perder, caernos y levantarnos.

 

Aprendimos la belleza de lo antiguo, lo bello de un lunar.

 

Aprendimos que una ola te puede impulsar cuando estás preparado, y golpear en el momento menos pensado.

 

Aprendimos que las miradas transmiten.

 

Aprendimos a ver.

 

Aprendimos a llevar a nuestros países en nuestras mochilas.

 

Aprendimos que la realidad del periodismo es el mismo en todos lados. Difícil.

 

Aprendimos que la comida es un privilegio que se sirve en nuestras mesas y, por la cual, debemos estar agradecidos todos los días de nuestras vidas.

 

Aprendimos que la realidad no se refleja, se construye.

 

Aprendimos que podrán bloquear una isla pero nunca jamás la alegría de su gente.

 

Cuba es lo que es gracias a su pueblo. Quien nos enseñó y nosotros aprendimos.

Gracias. Uno volverá siempre a donde fue feliz.

 

 

(Por Raúl Ignacio Guzmán Quevedo, periodista deportivo que participó del Post Grado de Periodismo Deprotivo en La Habana, Cuba).

Promo SECCO

Galería de Fotos

premio argentina

 

ENCUESTA

¿Central se salvará del descenso?

ENCUESTA 2

¿Mitre, ascenderá al Nacional B?

Avisos